Antecedentes de mi mejor amigo…Canis familiaris

En la foto: sin importar el tamaño, la raza o su origen, es un hecho que estos animales nos han demostrado su enorme capacidad de entendimiento que inclusive me atrevo a decir…son más consientes y sociales que los seres humanos.

Por Juan Manuel Bautista Q.

Poseen una memoria asociativa, son sensibles a nuestros comportamientos, el juego es su mayor alegría, son tiernos y fieles a sus dueños, nos dan un rato de alegría en tiempos de estrés…y aún así… ¿Les damos la importancia a esos guardianes de la casa? Pues…deberíamos.

No se trata de animales que están ahí como viles adornos o para un fin en particular. De hecho no se les debería de considerar como tal; independientemente de la ética que implica el cómo debemos de tratarlos o no; no deben ser tomados a la ligera.

Rastreando su pasado

Se sabe que el perro ha sido domesticado y adiestrado desde hace mucho tiempo, permitiendo una estrecha relación con el ser humano, sin embargo se cuestiona aún sobre su posible origen evolutivo. Darwin tenía la teoría de que el perro pudo haber tenido su origen de varios ancestros silvestres debido a la gran variación morfológica que hasta hoy prevalece. Incluso varios arqueólogos se han dado a la tarea de despejar esta incógnita, revisando los registros arqueológicos y correlacionando los datos obtenidos con las diferentes zonas geográficas en donde se piensa se diversificaron y domesticaron. Lo anterior se complementa con estudios genéticos que revelan el posible descendiente del perro: una única especie de lobo (Canis lupus), o lobo gris, esta hipótesis se basa en un estudio de 1375 perros de 35 razas y 19 lobos, pero aun así, los resultados que se obtuvieron no proporcionan una respuesta clara ya que no hay una concordancia entre las zonas arqueológicas exploradas y las especies antiguas encontradas, es decir, se esperaba que ciertas especies antiguas tuvieran su origen en ciertas regiones, cosa que no sucedió, y por otro lado tres razas antiguas se encontraron en regiones geográficas fuera del área de distribución natural del lobo gris.

Recientemente un estudio genético reveló algo muy interesante al respecto de su origen: Un equipo de investigadores liderado por Greger Larson de la Universidad de Oxford en una publicación en la revista Science indican que los caninos modernos derivaron de dos sitios (Este de Asia y Medio Oriente) y por tanto de dos poblaciones de lobos diferentes. La publicación se fundamenta en la comparación genética de 60 perros de entre los años 12,000 y 1,000 a de C. con 2,500 canes modernos. Un análisis que resalto particularmente fue el de un perro irlandés que vivió hace 2,800 años antes de Cristo, los resultados arrojaron que la población canina de Europa ya estaba diferenciada con la Asiatica.

Son más listos de lo que crees

Hay estudios conductuales realizados en México donde se explica que un perro puede reconocer varios rostros tal y como nosotros lo hacemos (memoria asociativa). Al hacer uso de su corteza frontal estimulan la atención, la toma de decisiónes y la categorización. Incluso en ocasiones cuando se sienten confundidos para realizar una acción, voltean hacia nosotros y nos dirigen su mirada como una forma de pedirnos nuestra opinión en la toma de una decisión concreta.

Perros
Fig. 1. Cachorros de pastor alemán (Bautista – Quiroz, 2018).

Muchos creerían que su nivel de aprendizaje sólo se limita a sentarse y rodar, pero, su inteligencia no se limita en lo más mínimo, su capacidad de memoria es demasiado extensa y si…si entienden lo que les decimos. Al igual que un bebé humano que al ver una acción de sus padres, lo ve, interpreta y ejecuta, también el perro se basa en la imitación para poder realizar una tarea.

En todo momento en el que convivimos con ellos sin que nos demos cuenta (somos una extensa fuente de información), muchas de sus acciones se basan en lo que ellos observan en nosotros (enojos, alegrías…). Si sientes su mirada al momento de que le prestas tu atención, te darás cuenta de su mirada fija y dependiendo de tu gesto será el comportamiento que adopte. Premio!!! Seguramente se tornara impaciente por tener ese codiciado sabor y en el momento en el que vayas a la alacena o despensa donde tienes el premio…estará dispuesto a hacer lo que sea con tal de obtenerlo.

Existen varios ensayos donde ponen a prueba la capacidad de entendimiento de este animal y en resumidas palabras, sus acciones están íntimamente relacionadas con las nuestras. Entienden perfectamente nuestro lenguaje a pesar de que evolutivamente hablando estemos muy distanciados.

Perro, un ejemplo de curiosidad y aprendizaje. (Puedes ver este vídeo en YouTube)

Más que un compañero

Otros estudios muy interesantes revelan que contribuyen favorablemente a nuestra salud, siendo un viable apoyo físico, emocional y espiritual ya que entienden y huelen nuestro dolor, son capaces de detectar un tumor en etapa temprana, brindan confianza y tranquilidad a los pacientes con enfermedades mentales y son los ojos de quienes no pueden ver su realidad.

¡No es una mascota! Es un ser vivo del que aprendemos mucho sobre el valor de querer a otros, el verdadero sentimiento de la fidelidad, es el único amigo quien disfruta estar a tu lado y se emociona cada vez que llegas a la casa después de una jornada depresiva. Quienes tienen como compañero a un perro tienen una vida emocional más estable porque son el motivo perfecto para dedicarle tiempo, cuidado y amor. Aún con muchos estudios que reafirman las grandes cualidades de esta especie, sabemos que ellos son excepcionales por comprender mejor que nosotros su realidad.

Referencias

Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) ¿Que pasa en el cerebro de tu perro cuando te ve? Fecha de consulta: 25 de abril de 2016. Dirección electrónica: http://conacytprensa.mx/index.php/ciencia/mundo-vivo/6042-que-pasa-en-el-cerebro-de-tu-perro-cuando-te-ve

Larson, G et al. Rethinking dog domestication by integrating genetics, archeology, andbiogeography. Procedings of the National Academy of Sciences 2012, 109(23): 8878-8883

¿Cómo ves? Revista de Divulgación de la Ciencia de la UNAM. Pensar en ladridos. Fecha de consulta: 02 de mayo de 2016. Dirección electrónica: http://www.comoves.unam.mx/numeros/articulo/185/pensar-en-ladridos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s