Filo Tardígrados, tiernos pero resistentes

En la foto: un musgo (Briophyta) es una planta verde generalmente pequeña que mide entre 20 a 30 cm. Se les puede encontrar sobre el suelo, rocas o como epífitos, en sitios humedos o arraigados o flotando en cuerpos de agua dulce. Son el hogar de una variedad vasta de organismos microscópicos impresionantes que no dejan de sorprender por su amplia gama de formas de adaptarse, un ejemplo son los Tardigrados o conocidos comúnmente como “ositos de agua”.

Se trata de una historia bastante interesante de un organismo que fue descubierto en 1773 y que hasta la fecha no deja de sorprender como es que la diversidad biológica no sólo está enfocada en las formas y tamaños, sino también, en sus impensables mecanismos de adaptación a prácticamente cualquier tipo de ambiente. Se trata pues, de un organismo pequeño, pero del que se puede obtener una vasta información sobre su historia de vida, fisiología, anatomía y mecanismos de adaptación.

Entonces, la pregunta que me haría es: ¿Qué lo hace tan especial?

EN CONTEXTO

Empecemos con lo básico, estos curiosos animales se pueden encontrar en hábitat semiacuáticos (películas de agua en los musgos, líquenes, en algunas angiospermas (plantas con flores)) o en el suelo y lecho de los bosques. Otros más pueden ser encontrados en hábitat dulceacuícolas y del bentos marino, tanto en aguas profundas como en aguas someras. A veces los tardígrados se encuentran en elevadas densidades, hasta 300 000 por metro cuadrado en el suelo y más de 2 000 000 por metro cuadrado en el musgo. Todos son de pequeño tamaño, generalmente del orden de 0.1 – 0.5 mm de longitud.

Al microscopio, los tardígrados parecen osos diminutos con ocho patas, e incluso se mueven pesadamente – por eso el nombre Tardígrado (latín Tardus, “lento”; gradus, “paso”). Por la forma de caminar, cuerpo panzudo y patas ganchudas se han ganado el nombre de “ositos de agua”.

La mayoría de las especies de tardígrados tienen una amplia distribución, y muchos son cosmopolitas. Múltiples factores permiten su amplia gama de distribución tales como la transportación de sus huevos a través del viento, la arena o bien siendo adheridos a las patas de los insectos, pájaros y otros animales.

Los tardígrados se conocen por su poder de anabiosis (un estado de letargo que implica una importante reducción de la actividad metabólica durante las condiciones ambientales desfavorables), y de criptobiosis (un estado de anabiosis extrema en el que falta todo signo externo de actividad metabólica). Durante los periodos de sequía, cuando la vegetación en la que habitan se seca, estas criaturas pueden enquistarse recogiendo sus patas, perdiendo el agua corporal y secretando una envuelta cuticular de doble pared alrededor de su reducido cuerpo. Dichos quistes mantienen un metabolismo basal muy bajo. Una posterior reorganización del cuerpo puede terminar en un estado de barrilete, en el que el metabolismo del cuerpo es prácticamente indetectable (estado criptobiótico).

Las cualidades de resistencia del estado criptobiótico han sido demostrados por experimentos en los que se han recuperado individuos sometidos a inmersión con componentes extremadamente tóxicos, como salmuera, éter, alcohol absoluto o helio líquido. Han sobrevivido a temperaturas entre 149°C y -272°C. Han sobrevivido a vacíos elevados, radiación ionizante intensa y a largos periodos en un medio anóxico cualquiera.

Después de la desecación, cuando se recupera de nuevo la humedad, los animales se hinchan y entran en actividad en pocas horas. Un tardígrado marino (Echiniscoides) sobrevive bastante bien con un ciclo vital que regularmente alterna entre estados activos y criptobióticos, pudiendo incluso sobrevivir a un ciclo inducido experimentalmente forzándole a sufrir criptobiosis.

En ciertas áreas con condiciones ambientales extremas, los tardígrados marinos pueden sufrir un ciclo anual de ciclomorfosis (en vez de la criptobiosis típica de las formas terrestres y dulciacuícolas). Durante las ciclomorfosis alternan dos morfologías diferentes: una de verano y otra de invierno. La última es un estado especial de hibernación denominado pseudosimplex, que es resistente a temperaturas de congelación y, quizás a bajas salinidades. En contraste con los estados criptobióticos, el pseudosimplex es activo y móvil.

El filo tardígrados comprende ocho familias agrupadas en tres órdenes: Heterotardígrados, Mesotardígrados y Eutardígrados. Los órdenes están ampliamente definidos por detalles de los apéndices cefálicos, la naturaleza de las uñas de las patas y por la presencia o ausencia de “túbulos de Malpigio”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s