Agua, un compuesto simple con muchas propiedades

En la foto: el agua es un compuesto conformado por dos elementos (oxígeno e hidrógeno) que es empleado prácticamente por todos los seres vivos del planeta como recurso de su existencia, tiene cualidades únicas que lo hacen muy versátil en el metabolismo de los organismos, sin embargo, también es demasiado vulnerable a las perturbaciones que la pueden convertir en una sustancia altamente tóxica para la vida, prueba de ello es la contaminación por desechos industriales.

Por Juan Manuel Bautista Q.

EMPECEMOS POR LO BÁSICO: EL PUENTE DE HIDRÓGENO

Existen algunas moléculas con enlaces covalentes polares que contienen hidrógeno (H) en su estructura, su fuerza intermolecular es más intensa que la de un dipolo-dipolo; esta fuerza es conocida como puente de hidrógeno. En estas moléculas el hidrógeno está unido a un átomo muy electronegativo, que al formar enlaces químicos conserva pares de electrones no enlazantes; estas propiedades son exclusivos de los elementos flúor (F), oxígeno (O) y nitrógeno (N). Se aclara que el puente de hidrógeno no es un enlace como tal, sólo es una fuerza de atracción entre moléculas vecinas.

Agua, compuesto escencial.

PROPIEDADES DEL AGUA

Los puentes de hidrógeno mantienen a las moléculas de agua en su estado líquido, tanto que son necesarios 100°C para que pase de este estado al gaseoso, por otro lado, el agua mantiene una elevada capacidad calorífica (calor específico: es la cantidad de calor que se requiere para elevar la temperatura de un gramo de sustancia en 1°C) que le confiere la capacidad de absorber y desprender calor y por tanto regular la temperatura en la tierra. Un mecanismo similar lo podemos constatar en el momento en el que una persona regula su temperatura (Homeostasis) a través del sudor.

Otra propiedad “la tensión superficial” que se da en la superficie del agua líquida, se debe a que las moléculas superficiales cuentan con una fuerza adicional que las atrae hacia el interior del líquido, lo que las induce a contraerse. Algunos insectos tienen la “capacidad” de posarse y caminar sobre el agua por esta propiedad, sin embargo, otro factor que influye es sin lugar a dudas la densidad del cuerpo que interactúe con este líquido. Siendo que el insecto tiene menor densidad respecto al agua y la fuerza de la tensión superficial es muy grande, facilita que el animal no se hunda tras el contacto.

Existe otro fenómeno que le confiere al agua líquida la capacidad de ascender en tubos de pequeño diámetro, debido a la competencia entre fuerzas de atracción entre las moléculas del líquido y las fuerzas de atracción entre el líquido y el tubo que lo contiene. Este mecanismo es conocido como “Capilaridad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s